Un estudio encuentra que el nuevo medicamento para la Esclerosis Múltiple retrasa la contracción del cerebro

El ensayo ofrece esperanza para la enfermedad con opciones de tratamiento limitadas

Los resultados de un ensayo clínico con más de 250 participantes con esclerosis múltiple progresiva (EM) revelaron que el ibudilast era mejor que un placebo para ralentizar la contracción del cerebro. El estudio también demostró que los principales efectos secundarios del ibudilast eran gastrointestinales y dolores de cabeza.

El estudio fue apoyado por el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Apoplejía (NINDS), que forma parte del Instituto Nacional de Salud, y fue publicado en el New England Journal of Medicine. 

Durante el ensayo, se asignó al azar a 255 pacientes para que tomaran hasta 10 cápsulas de ibudilast o un placebo al día durante 96 semanas. Cada seis meses, los participantes se sometieron a una resonancia magnética del cerebro.

"Estos hallazgos proporcionan un rayo de esperanza a las personas con una forma de esclerosis múltiple que causa una discapacidad a largo plazo pero que no tiene muchas opciones de tratamiento", dijo el Dr. Walter J. Koroshetz, director del NINDS.

Las investigaciones futuras probarán si la reducción de la contracción del cerebro afecta al pensamiento, a la marcha y a otros problemas de las personas con EM. Además, los estudios futuros examinarán si el ibudilast retarda la progresión de la discapacidad en los pacientes con EM.

Lea más en Science Daily.