¿Una taza de fresas al día mantiene al doctor alejado?

Un equipo de investigadores presentó hoy sus resultados en la 256 Reunión Nacional y Exposición de la Sociedad Americana de Química (ACS) en los EE.UU., mostrando al parecer quelas fresas podrían ayudar a reducir la inflamación dañina en el colon. 

La enfermedad inflamatoria del intestino (EII) es un conjunto de condiciones dolorosas que pueden causar diarrea y fatiga graves. Los cambios en la dieta pueden ayudar a aliviar los síntomas. En este caso, una taza llena de fresas todos los días podría ayudar a reducir el cúmulo de EII. 

"Los investigadores descubrieron que el consumo de fresas enteras en una dosis equivalente a tan sólo tres cuartos de taza de fresas al día en los humanos suprimía significativamente síntomas como la pérdida de peso corporal y la diarrea con sangre en ratones con EII". 

Lea más en Science Daily.