Ocrevus (ocrelizumab) ayuda a preservar la función de manos y brazos en la EMPP.

Los pacientes con esclerosis múltiple (EM) suelen experimentar una pérdida gradual de la destreza y la función de sus manos y brazos, especialmente aquellos con esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP). Por lo general, estos pacientes también tienen limitaciones para caminar, por lo que es crucial que sean capaces de utilizar sus manos y brazos para completar las actividades diarias.

Un estudio anterior sobre el Ocrevus (ocrelizumab) dio como resultado menores tasas de progresión de la enfermedad en términos de capacidad para caminar, volumen de lesiones cerebrales y pérdida total de volumen cerebral en pacientes con EM. Ahora los investigadores han hecho un estudio exploratorio específicamente enfocado en los efectos del Ocrevus (ocrelizumab) en manos y brazos en la EMPP.

Los investigadores escribieron que "los hallazgos de este análisis mostraron que el ocrelizumab (Ocrevus) mitigaba la progresión del deterioro de la UE en pacientes con EMPP". Estos resultados son muy prometedores para los pacientes confinados a una silla de ruedas, ya que esto tiene un gran impacto en su independencia y calidad de vida. Lea más en Multiple Sclerosis News Today.