La estimulación profunda del cerebro lleva a una mayor comprensión de la enfermedad de Parkinson

Mejores efectos en la función motora y menos efectos secundarios posibles

Investigadores de Charité -- Universitätsmedizin Berlin han estudiado los efectos motores y cognitivos de la estimulación cerebral profunda en pacientes con la enfermedad de Parkinson. Sus resultados muestran que los efectos cognitivos adversos de la estimulación cerebral profunda están vinculados a una vía neural diferente de la que es responsable de los efectos motores deseados del tratamiento.

Estos hallazgos aumentan nuestra comprensión de cómo el cerebro se ve afectado por la enfermedad de Parkinson, y nos dan una idea de la patofisiología de la enfermedad de Parkinson. "Sólo una mejor comprensión del mecanismo de acción del tratamiento nos permitirá hacer más efectiva la estimulación cerebral profunda, permitiéndonos así mejorar la calidad de vida de los pacientes con la enfermedad de Parkinson a través de una reducción de los efectos secundarios del tratamiento", explica el primer autor del estudio, el Dr. Wolf-Julian Neumann, investigador del Departamento de Neurología.

Lea más en Science Daily